“EL ESTOMA” EL PRIMER DÍA DEL RESTO DE MI VIDA

EL PRIMER DÍA DEL RESTO DE MI VIDA

el primer día de mi nueva vida con un estoma

Los primeros días después de realizarme la cirugía- el estoma- los cuidados eran proporcionados por el personal sanitario de la planta del Hospital Universitario Puerta de Hierro, al que siempre estaré agradecida. Limpiaban mi sutura, limpiaban el estoma y colocaban la bolsa nueva y limpia.

He de ser sincera apenas miraba hacia mi abdomen, no me interesaba, era como si el estoma no formara parte de mi cuerpo, algo mecánico, no pensaba en ello. La situación lejos de ser llevadera me causaba bastante desazón, creo que a todos nos ha pasado un poco lo mismo. Asumir los cambios y más si son de este calibre no suele ser algo rápido, ni mecánico, precisa de tiempo, ese compañero que lo cura todo.

Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades. Miguel de Cervantes

Pasados los días me fueron aconsejando que prestara atención a mis cuidados “luego no estaremos para cuidarte” “debes aprender a hacerlo tú sola” pero no quería mirar el estoma, ni la sutura, no era capaz de mirar hacia abajo.

La realidad y la necesidad de enfrentarme a mi nueva situación hizo que mirase al espejo, que viera por primera vez mi estoma. Estábamos el, la enfermera y yo, lloré desconsoladamente, mi cuerpo ya no era mi cuerpo. A duras penas quite la bolsa que estaba adherida a mi abdomen, esta era transparente y podía ver a través de ella mi estoma, dudando y con manos temblorosas retire la bolsa y fui limpiando las zonas que rodeaban al estoma con sumo cuidado, tenia miedo a hacerme daño y sin embargo me sorprendió no sentir nada, no dolía, no molestaba, solo se movía al rozar con la esponja, eran movimiento extraños, se retraía.

Ese primer día conseguí con mucha dificultad cambiarme la bolsa, me faltaba bolsa y me sobraban manos pero lo conseguí, detrás de mi me observaba la enfermera para comprobar que lo hacia bien, me proporcionaba tranquilidad, calma, serenidad, sabía que si me equivocaba estaba ahí para ayudarme, era mi guía y cuando me saltaba un paso me corregía.

Este fue el primer día de la infinidad de días que han venido después, sin embargo esos momentos los recordare siempre. Ese día tome conciencia por primera vez que el estoma había venido para quedarse, que debíamos aprender a convivir, que era el primer día del resto de mi vida. Estos eran los primeros pasos. Igual que el bebe que un buen día se pone a gatear y otro se levanta y tropezándose va poco a poco manteniéndose en pie.

La actitud ante el estoma varió con más rapidez de la esperada. Es cierto que no en todos los momentos. Mi estado de ánimo cambiaba más que los precios. Pero poco a poco le empece a percibir como algo que mejoraba mi calidad de vida. Esta percepción avanzaba conforme iba adquiriendo un dominio sobre su manejo, quizás podría decir que conforme más rozábamos más nos íbamos queriendo. Y os reconozco que he terminado viendo el estoma con unos ojos totalmente diferentes a como lo vi el primer día.

La llegada del estoma supuso un terremoto de sensaciones, un choque de trenes en mi interior. También se empezó a desarrollar una secuencia de actos distinta. Cuando el Crohn atacaba lo hacia con tal virulencia que levantarme de la cama era el reto de cada día, después llegó la ostomía y recuperarme de la ostomia era lo que tocaba, pero lo que nunca imagine es que gracias al estoma iba a poder acceder a otro estilo de vida- con alguna limitación- pero saludable y lleno de esperanza.

No hay nada en la vida que no contenga sus lecciones. Si estás vivo, siempre tendrás algo para aprender. Benjamín Franklin

Disclaimer:

Este blog esta realizado solo con carácter informativo. Cualquier idea y/o interpretación que usted pueda obtener del mismo debe ser puesta en conocimiento de su médico y/o estomaterapeuta. Soy una persona ostomizada y con carácter general en este blog se expondrán algunas vivencias personales. Recuerde que este tipo de situaciones no tienen por que ser igual en todas las personas. Consulte usted con los profesionales médicos cualquier duda o apreciación que tenga al respecto.

 

2 comentarios sobre ““EL ESTOMA” EL PRIMER DÍA DEL RESTO DE MI VIDA

  1. Arantxa Ayastuy

    Gracias Yolanda por tu blog. Ayuda mucho recibir apreciaciones de personas que se encuentran en la misma situación que una misma.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, accedemos a otro estilo de vida, saludable y sobre todo lleno de esperanzas.

    Gracias

Deja un comentario